AMC-Líder Programa Formativo para Expertos Conducta Canina

Examenes y Certificaciones

Los expertos en Modificación de conducta canina (AMC-LIDER) deben formarse y adquirir conocimientos provenientes de varias disciplinas, donde se incluyen estudios sobre animales, etología, psicología, biología,  ecología del comportamiento, y / o la zoología.

Para poder superar la certificación el alumno deberá superar unas pruebas prácticas, pruebas teóricas y deberá de presentar el proyecto donde quedará constancia de la aplicación en casos reales de los conocimientos adquiridos en la formación por un periodo mínimo de 4 meses.

Así mismo, el alumno se compromete a cumplir la ética profesional del Instructor AMCLIDER

Un  alumno, para demostrar que ha adquirido los conocimientos y habilidades del nivel sobre el cual es evaluado, tiene que demostrar un nivel de competencia y por tanto de aciertos igual o superior al 80%, en todas las áreas, por lo tanto, el criterio sería según lo siguiente nivel de aciertos:

  • Inferior al 60% en alguna de las áreas : Suspenso
  • De 61% a 80% : En Prácticas
  • De 81% a 94% : Aprobado
  • De 95% a 100% : Excelente

Suspenso: El alumno no entiende bien el proceso, la forma de trabajo y metodo, o en una de las áreas requiere mayor dedicación, para poder desarrollar correctamente la actividad como Instructor.

En Prácticas: El alumno ha adquirido conocimientos en relación al método y objetivos del nivel, pero muestra ciertas dudas o fallos a la hora de aplicarlo, explicarlos o de entenderlo, que indican que este alumno está en proceso de asimilación de conceptos y/o habilidades, y que por lo tanto, requiere más horas de dedicación para alcanzar el suficiente nivel de competencia.

Otro motivo para estar en prácticas, puede ser un alumno con un nivel de competencia superior al 80% en casi todas las áreas, pero no lo suficiente en alguna en concreto, en especial en el área de aplicación (práctica). Uno de los componentes que más sancionan en este aspecto, puede ser, por ejemplo:

  1. El exceso de “presión”
  2. No permitir al perro “expresarse”, o la sobreprotección.
  3. En caso de situación conflictiva, no aportar ayuda al perro.
  4. Manejo de correa inadecuado y/o con “correcciones” físicas injustificadas
  5. Manejo de correa o acercamientos donde muestra falta de control/seguridad
  6. Otros aspectos no propios del método, y no adecuados a la situación.

Aprobado (APTO): El alumno ha demostrado haber adquirido los conocimientos teóricos, prácticos y éticos adecuados para ejercer como instructor de forma segura.

Excelente (APTO): El alumno ha demostrado un alto nivel de competencia en todas las áreas dentro del nivel del cual se certifica. La Calificación interna es de  “excelente”, pese a que en el carnet acreditativo, aparecerá como APTO.